Con la llegada de la primavera, en nuestros cereales está terminando el ahijado y va comenzando el encañado, el primer entrenudo empieza a alargarse. La influencia negativa de las plagas y enfermedades, pueden llevar a reducir la producción considerablemente. Las enfermedades foliares y de la espiga reducen el desarrollo vegetativo reduciendo la cantidad y la calidad de las cosechas. Los tratamientos fitosanitarios con fungicidas e insecticidas son esenciales en preservar el máximo poder productivo, y se demuestran altamente rentables.

En nuestra comunidad, La Rioja, las principales enfermedades que atacan a los cereales son las siguientes:

Cereal

  • Septoriosis (Septoria tritici y S. nodorum): afecta principalmente al cultivo de trigo, esta enfermedad produce unas manchas de tamaño variado, forma circular y de color ocre o marrón en las hojas. Normalmente el hongo suele extenderse desde las hojas más bajas hasta las superiores.
  • Roya amarilla (Puccinia striiformis): hongo que afecta especialmente al trigo. Sus síntomas se muestran a través de pústulas con forma ovalada y matices amarillentos que impregnan las cutículas de las hojas. Las pústulas desprenden esporas y van extendiendo la enfermedad siguiendo las líneas de los nervios de la hoja.
  • Roya parda (Puccinia recondita): hongo que afecta al trigo aunque también a la cebada, su sintomatología se muestra a través de pústulas que recubren de manera uniforme el limbo de la hoja y se dispersa de forma desordenada por toda la hoja.
  • Oídio (Blumeria graminis): esta enfermedad fúngica es bastante frecuente en las cucurbitáceas; el hongo cubre las hojas, frutos, ramas y brotes de un vello blanquecino y se dispersa gracias al viento.
  • Helmintosporiosis (Drechslera teres): de origen fúngico, esta enfermedad afecta principalmente a la cebada. Los síntomas que presenta son manchas de color castaño de forma y distribución diversa. Las manchas se van extendiendo conforme se desarrolla la hoja y avanzan sobre el limbo.
  • Rincosporiosis (Rhynchosporium secalis): suele afectar principalmente al cultivo de la cebada, las lesiones se manifiestan a través de manchas de forma romboidal de color verde claro que se torna en verde grisáceo.
  • Fusariosis de espiga (Fusarium spp y Microdochium nivale): afecta periódicamente a la producción de trigo, se evidencia en las espigas y granos mediante la decoloración prematura de las espiguillas que se encuentran infectadas.
  • Mal de pie (Tapesia spp): el trigo es especialmente afectado por esta enfermedad, que se caracteriza por presentar necrosis radical de color negro, otro de sus síntomas es el amarillamiento de las hojas.

A continuación se detallan las principales plagas:

  • Pulgón del cereal (Sitobion avenae y Rhopalosiphum maidis)
  • Lema (Oulema melanopus)
  • Nefasia (Cnephasia pumicana)
  • Trips (Haplothrips tritici)
  • Chinches de los cereales (Aelia fabricius, Aelia rostrata y Eurigaster austriacus)
  • Tronchaespigas y céfidos (Calamobius filum, Cephus pygmaeus, Trachelus tabidus)

Desde Castillo Arnedo proponemos una amplia gama de productos fungicidas e insecticidas para proteger nuestros cereales y para facilitar incrementos de producción importantes.

 

FUNGICIDAS

La última incorporación a la gama, con una composición y formulación innovadora, fuerte actividad preventiva y curativa para un uso fiable y flexible, distribución única en el tejido de las hojas de cereal que proporciona una protección duradera y retarda la senescencia de las hojas de los cereales, favoreciendo así su rendimiento (reduce estrés por sequía). La formulación es de alta calidad (tecnología Xpro), lo que proporciona una excelente cobertura y homogeneidad de la aplicación. Registrado en trigo, cebada, triticale y avena.

Amplio espectro de acción contra las principales enfermedades de los cereales: septoria, oídio, royas, rincosporiosis, helmintosporiosis y fusariosis. Amplia ventana de aplicación, rápida acción y larga duración de eficacia, favorece la calidad de la cosecha y reduce el riesgo de micotoxinas. Aporta efectos fisiológicos (efecto verde y efecto anti-estrés) que favorecen el potencial productivo del cultivo.

Fungicida que combina dos modos de acción complementarios, lo que minimiza el riesgo de aparición de resistencias, absorbido rápidamente por la planta con efecto positivo en la cantidad y calidad de la cosecha. Protección en toda la superficie foliar y en los órganos no presentes o nuevos crecimientos

Novedosa formulación, más concentrada y con menor dosis de aplicación, excelente compatibilidad de mezclas en tanque, amplio espectro de acción, buena eficacia y manejo de resistencias. Ofrece una mejor disponibilidad y rápida penetración en la planta.

  • CERCOBIN 50 SC Y PELT 50 SC

Fungicidas polivalentes con propiedades preventivas y curativas, actúan por vía sistémica y por contacto. Poseen un amplio espectro de acción, resultan efectivos contra oídio y fusarium.

 

INSECTICIDAS

Insecticidas piretroides que actúan por contacto e ingestión, con amplio espectro de actividad contra los insectos nocivos. Dotados de una rápida acción inicial, permiten una protección de los cereales suficientemente duradera con una gran seguridad de uso.

¡No se descuide y proteja su cosecha con nuestras soluciones!