¿Hablamos?

¿Cómo se instalan las mantas térmicas para plantas?

En el siguiente artículo del blog te enseñamos cómo instalar las mantas térmicas para no tener que preocuparte por tus cultivos

Con el fin del verano, el calor comienza a desaparecer y… ¡PELIGRO! La bajada de temperaturas puede suponer un problema para nuestras plantas, pero tranquilo, en  Castillo Arnedo tenemos la solución :)

Las mantas térmicas para plantas son realmente útiles para poder seguir manteniendo nuestros cultivos protegidos del frío, las escarchas y las heladas que nos traerá la época invernal. Pero no solo eso, también nos ayudan a proteger los cultivos de los pájaros y los insectos. 

En el siguiente artículo del blog te enseñamos cómo instalar las mantas térmicas para no tener que preocuparte por tus cultivos.

Instalación de mantas térmicas para plantas

El proceso de instalación de una manta térmica es muy sencillo y rápido. Si sigues los siguientes pasos no tendrás pérdida:

  1. Lo primero que hay que hacer antes de comenzar con la instalación es alisar el terreno, lo que incluye eliminar todo aquello que haga que el terreno sea abrupto, como piedras o malas hierbas. 
  2. Una vez realizado esto, extendemos la manta sobre los cultivos, sin que quede ni muy floja ni muy tensa.
  3. Por último, hay que fijar la manta con clavos o piquetas, además de cubrir su perímetro con tierra. De esta manera, nos aseguramos de que no se levante los días de viento.

La duración de la manta dependerá del tipo y la época del año. Para los cultivos de invierno, la manta deberá mantenerse hasta la cosecha. En el resto de casos, la manta térmica deberá retirarse cuando las temperaturas ya no supongan un peligro para la cosecha. 

¿Cuándo y cómo se debe retirar la manta térmica?

En caso de que se tenga que eliminar la manta por cualquier circunstancia, lo mejor es realizarlo con buen tiempo, en días que no haga viento, que no haga demasiado calor y, por supuesto, que no haya riesgo de heladas.

Las mantas térmicas son reutilizables, se pueden doblar y volver a utilizarlas al año siguiente. Es recomendable, que se guarden secas y limpias de tierra y hojas. En caso de desecharlas, ten en cuenta que son reciclables, por lo que no generarán ningún residuo.

¿Cuáles son las ventajas del uso de las mantas térmicas?

Las mantas térmicas están fabricadas con fibras de propileno y su empleo tiene innumerables ventajas:

  1. Protegen las plantas del frío, las escarchas y las heladas hasta -4ºC, creando un microclima entre la tierra y la manta térmica que aumenta la temperatura entre 2 y 5 ºC con respecto a la temperatura ambiente. Esto favorece el crecimiento de los cultivos y evita que se deterioren antes de la cosecha. 
  2. Protegen los cultivos de los efectos negativos de agentes meteorológicos, como granizo, fuertes lluvias y viento.
  3. Permiten el paso de la luz, ya que presentan una transparencia del 80%.
  4. Evitan el contacto directo de las plantas con pájaros y actúa como barrera contra insectos, lo que reduce las plagas y los tratamientos fitosanitarios. 
  5. Son permeables, permiten el paso del agua y del aire y no es necesario retirarlas para el riego. 
  6. Son muy resistentes, llevan un tratamiento que las estabiliza frente a los rayos ultravioletas evitando su deterioro. 
  7. Son fáciles de colocar y además son ligeras, por lo que no estropean los cultivos. En caso de necesitarlo, se pueden crear arcos con ellas.

Ahora que ya sabes cómo colocar una manta térmica para plantas, ¿a qué esperas para hacerlo? En Castillo Arnedo contamos con una amplia variedad de mantas térmicas. Si necesitas ayuda, ponte en contacto con nosotros.