¿Hablamos?

¿Qué tipos de sustrato debes elegir para cultivar tus plantas?

En el artículo de hoy analizamos cómo se clasifican los sustratos y las características más importantes de cada uno de ellos

El sustrato es uno de los elementos clave en el proceso de cultivo, germinación y cuidado de las plantas. Podemos encontrar diferentes tipos de sustrato para plantas, cada uno con unas cualidades y beneficios que los hacen más adecuados para determinadas especies de plantas o cultivos.

En el artículo de hoy analizamos cómo se clasifican los sustratos y las características más importantes de cada uno de ellos. Pero antes de nada… ¿qué es un sustrato?

¿Qué es el sustrato para el cultivo de plantas?

Un sustrato es cualquier material sólido, diferente al suelo natural, que se utiliza para cultivar las plantas, aportándoles un medio óptimo de desarrollo. En resumen, es la base sobre la cual las plantas van a crecer. 

Además de servir de apoyo a las plantas, los sustratos son los encargados de aportar a los cultivos los micronutrientes y macronutrientes necesarios para su correcto desarrollo. Por ende, la elección del sustrato más adecuado para cada planta es esencial para garantizar el máximo crecimiento de éstas. 

cultivo sustratos

Tipos de sustratos para germinar semillas

Si nos paramos a analizar los diferentes tipos de sustratos que se utilizan en los semilleros, podemos encontrar una gran cantidad de sustratos diferentes. Así pues, los sustratos pueden clasificarse:

uno

Según sus propiedades: químicamente inertes o químicamente activos.

dos

Según su composición: sustrato puro o de mezcla. 

tres

Según su ubicación: en maceta o en el suelo. 

cuatro

Según el material: minerales u orgánicos.

cinco

Según su origen: naturales o artificiales. 

Esta última clasificación, sustratos naturales o sustratos artificiales, es la más utilizada a la hora de clasificar los sustratos para plantas. Por ello, en las siguientes líneas vamos a desarrollar más en profundidad los diferentes tipos de sustratos según su origen. 

¿De qué debe estar compuesto el sustrato que se utiliza en los semilleros? Sustratos naturales y sustratos artificiales

Como hemos adelantado, los sustratos pueden clasificarse en naturales y artificiales. Los sustratos naturales son aquellos que se obtienen a través de la naturaleza. Por otro lado, los sustratos artificiales son aquellos que deben trabajarse mediante distintos procedimientos.

Sustratos naturales

agua

Agua

El sustrato de perlita presenta una gran capacidad de retención de agua y una gran porosidad. La principal desventaja es que no aporta nutrientes por ella misma, por lo que debe mezclarse con otros sustratos para mejorar sus propiedades. 

arena

Arena

Material homogéneo, inerte y fácil de manejar fabricado a partir de roca volcánica. Su gran inconveniente: su reducida durabilidad. 

grava

Grava

Los sustratos formados por gravas son muy utilizados debido a su estabilidad estructural, su capacidad drenante y su durabilidad. Las más usadas son las de cuarzo y la piedra pómez. 

TIERRA VOLCÁNICA

Tierra volcánica

Grava y materiales de origen volcánico que se utilizan sin someterlos a ningún procedimiento, por lo que resultan difíciles de trabajar debido a su heterogeneidad.  

turba

Turba

La turba para plantas proviene de la descomposición de vegetales. Podemos encontrar la turba rubia, con mayor cantidad de materia orgánica, y la turba negra, con más contenido mineral.

coco

Fibra de coco

Es un producto ecológico y sostenible compuesto obtenido de las fibras de coco. Posee una gran capacidad de retención de agua y aireación, así como un gran poder de retención y liberalización de nutrientes. 

agua

Corteza de pino

Material de origen natural que puede emplearse tanto fresco como compostado. Es un material ligero, con gran porosidad y aireación.

Sustratos artificiales

perlita

Perlita

El sustrato de perlita presenta una gran capacidad de retención de agua y una gran porosidad. La principal desventaja es que no aporta nutrientes por ella misma, por lo que debe mezclarse con otros sustratos para mejorar sus propiedades. 

Lana de roca

Lana de roca

Material homogéneo, inerte y fácil de manejar fabricado a partir de roca volcánica. Su gran inconveniente: su reducida durabilidad. 

versalita

Versalita

Este material es sometido a un tratamiento térmico para adquirir un mayor volumen. Así, obtiene una alta capacidad de retención de agua y de aireación. Tampoco contiene demasiados nutrientes.

Ya conoces los diferentes tipos de sustrato que existen en el mercado. Ahora bien, ¿cuál es el más adecuado para tus cultivos?

En Castillo Arnedo te asesoramos para elegir el sustrato ideal para tus plantas y cultivos. En nuestro catálogo de turbas y sustratos encontrarás muchas opciones diferentes para elegir, y si tienes dudas, puedes contactar con nuestro equipo profesional y te ayudaremos. ¡Contacto con nosotros!