Xerojardinería. Jardines con bajo consumo de agua

Xerojardinería. Jardines con bajo consumo de agua

Las jardineras con corteza de pino o piedra triturada para cubrir una zona en un jardín son una alternativa de menor consumo de agua que el césped. Vamos a explicar los pasos para su construcción.

Antes

Primero, es conveniente acabar con la vegetación que no queremos que siga creciendo bajo la jardinera. Podemos usar glifosato, un herbicida total de contacto que no es persistente, por lo que podemos poner nuevas plantas en la zona tras su aplicación sin peligro para ellas. Además, podemos aplicarlo en una zona con árboles protegiendolas adecuadamente y observando que el herbicida no salpique a sus partes verdes. Después, colocamos una malla de suelo en la zona para evitar que crezca hierba de nuevo. Para la corteza de pino vamos a usar malla de suelo marrón para que no se note mucho si la corteza de pino se mueve. Si usáramos piedra blanca, también existe la malla de suelo en este color. Poner la malla de suelo de un tono parecido al material con que se va a cubrir te permite poder poner una capa algo más fina de este material porque en caso de que se mueva, la malla no destacará tanto. La malla de suelo puede ser de 86 o 100 g/m2, no es necesario que sea más gruesa porque no va a ser un lugar de paso. Para clavarla en el suelo usaremos los clavos de plástico.

Unión de dos mallas de suelo marrones con pincho de plástico

Podemos delimitar la zona bien con listones de madera tratada o borduras metálicas. En este momento debemos plantar las especies que queramos utilizar. Haremos un agujero en la malla de suelo y cavaremos el agujero necesario (si el cepellón es muy grande, podría ser mejor opción plantar antes de poner la malla de suelo). Recomendamos añadir en el agujero de plantación Agrosil, un mejorante del suelo que favorece el enraízamiento y abono de liberación controlada, un abono de liberación controlada. Una vez colocada la planta, rellenaremos con una mezcla de tierra y turba que mejore la estructura del suelo y favorezca el desarrollo radicular. En este tipo de jardineras suelen colocarse riego por goteo, bien por debajo de la malla de suelo (el riego será más localizado y se disimula mejor) o por encima (mantenimiento más fácil) Ahora sólo tenemos rellenar el espacio con el material elegido. Los resultados son espectaculares y tienen la ventaja de un ahorro de agua frente a zonas con césped.

Jardinera con corteza de pino
Jardinera con piedra blanca y negra

Utilizamos cookies para obtener estadísticas de la página web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información