Además de nuestros protectores de planta ya conocidos, en Castillo Arnedo podrás encontrar nuestro nuevo tubo protector. El tubo protector es una pieza que se coloca alrededor de cualquier tipo de planta agrícola o forestal, protegiéndola de agresiones exteriores, sin perjudicar el equilibrio de desarrollo entre el sistema radicular formado por las raíces principales y secundarias y el aéreo compuesto por las hojas, ramas, tallos, flores y frutos.

En general, le proporciona a la planta una protección eficaz y práctica contra agentes externos que le pueden perjudicar y no podemos controlar.  Por ejemplo, ataques de cérvidos, roedores, corzos, liebres o conejos.

Además de proteger a la planta de animales también lo hace de condiciones climatológicas adversas asegurando un microclima beneficioso en su interior. Dependiendo de la localización en España podemos encontrar diferentes condiciones climatológicas.

En zonas templadas y húmedas, el tubo protector actúa protegiendo a la planta contra el viento y las posibles heladas. Su estructura de doble capa con cámara de aire intermedia, ofrece un efecto invernadero que contribuye a la protección contra las heladas.

En zonas cálidas su efecto corta-viento y sombra protegen a la planta del aire y el sol.

El tubo protector es de fácil colocación y se recomienda su uso porque favorece el crecimiento del tallo sin estrangularlo. Además protege a la planta de la acción de los herbicidas y garantiza su solidez.

Tubos protectores

En Castillo Arnedo podrás encontrar nuestro protector en tubo que se puede suministrar liso o microperforado, lo que facilita la transpiración de la planta; y en diferentes largos previa consulta.

Tubos protectores

Para cualquier consulta relativa al tubo protector para vuestras plantas no dudéis en contactarnos.